lunes, 6 de junio de 2011

Gracias

Moitas gracias a todos e cada un dos 105.171 lucenses que o pasado día 22 de maio votaron ó Partido Popular. O seu apoio, que supón o 47 por cento dos sufraxios emitidos (3.216 votos máis que PSOE e BNG xuntos) fixo que acadáramos o segundo mellor resultado de Galicia e mantennos como a formación política maioritaria nesta provincia, mellorando incluso nun cinco por cento os resultados de 2007.

Gracias por confiar nos candidatos e candidaturas coas que concurrimos ás eleccións municipais nos 67 concellos da provincia. Unha confianza que fixo posible que, con respecto ás anteriores municipais, o Partido Popular mellorara os seus resultados en 56 concellos e gañara en 50, por maioría absoluta en 40 e por maioría relativa nos outros 10.

Gracias a todos por converter ó Partido Popular na forza máis votada en cinco dos seis partidos xudiciais ó mellorar os resultados tanto porcentualmente coma en número de votos. Un respaldo que permitirá que o vindeiro día 11, cando se constitúan as corporación locais, tomen posesión da súa acta 385 concelleiros do PP e que, un par de semanas despois, fagan o propio os 12 deputados provinciais.

Gracias a todas e cada unha das 105.171 persoas que escolleron a papeleta do Partido Popular por respaldar as nosas propostas electorais; por crer que outro xeito de gobernar é posible e por confiar ese importante cometido ós homes e mulleres que conformamos o Partido Popular.

Gracias a todos os militantes e simpatizantes do Partido Popular por contribuir, co seu traballo, adicación e esforzo, a transmitir as ideas, mensaxes e propostas que defendemos durante a campaña.

Gracias, en definitiva, ós 227.479 lucenses que o pasado 22-M exerceron o seu dereito ó voto e colocaron á nosa provincia á cabeza de Galicia no que ó índice de participación se refire, dando así un exemplo de compromiso, responsabilidade e madurez democrática.

7 comentarios:

manuflores dijo...

Gracias a vosotros, espero que un dato tan apabullante como el que das al principio les entre en la cabeza a la dirección del bng, ya que parece que al señor López Orozco no.
El cambio que muchos esperamos para las elecciones generales ya empezó con estas, y seguro que tendréis un mayor apoyo para volver a gobernar con un poco más de sentido de cómo lo está haciendo el psoe.

Manuel dijo...

Lo cierto es que estas elecciones dejan un sabor agridulce, por un lado el saber que se ha realizado un magnífico trabajo con unos resultados como nunca, y por otro el haber quedado tan cerca.
Si ha quedado claro que en cambio de tendencia está en marcha y es imparable como se demostrará en las generales
ánimo y a seguir trabajando que aún queda trabajo por hacer

Adrián dijo...

Gracias a ti Xosé Manuel, por estar ahí. Non será de esta vez gobernar en Lugo capital e na provincia, mais todo se andará. As próximas victorias electorais serán máis contundentes, diso non teño a menor dúbida.

sila dijo...

Jamás hay que ser triunfalistas, ni recrearse en la victoria, máxime cuando esta es tan amarga como la del PP de Lugo el pasado 22 de mayo. Cierto es que nos faltó un poco, muy poco, casi nada, para alcanzar el objetivo y gobernar en la Diputación y el Ayuntamiento de Lugo. En ese aspecto, hay que examinar cuidadosamente qué se pudo hacer mejor, y solucionarlo.

Cuando se está en el rumbo correcto, es de estúpidos variarlo.

Ahora bien, tampoco se debe olvidar que se trató de una victoria, y una victoria clara, el mejor resultado del partido en la provincia en muchos años. Con porcentajes inferiores, se gobernó en ambas instituciones, en elecciones pasadas, y con porcentajes inferiores, otros compañeros del PP, más afortunados y a los que deseamos lo mejor, van a gobernar en Santiago, A Coruña y Ferrol.

Es bueno dejar bien claro todo lo anterior, porque no faltan los típicos "bienintencionados" que parece que intenten convencernos de que hemos perdido las elecciones.

Tal vez esas "buenas intenciones" se deban, justamente, a lo que ahora no hace falta: disensiones internas que sólo pueden empeorar nuestra situación.

Una de las razones que, por muy poquito, han impedido alcanzar ahora el Gobierno de la Diputación y del Ayuntamiento, han sido, precisamente, los rescoldos de viejas rencillas. No creo que estemos para inventarnos otras nuevas.

Cuando se está en el rumbo correcto, es de estúpidos variarlo, por más que la meta se haga esperar.

sila dijo...

Fe de erratas: evidentemente, se me ha escapado una frase repetida en el post anterior.

JTIRIMOL dijo...

De nada, uns traballamos día tras día outros/as só en campaña, como presidente do PP de Lugo, supoño que as gracias serán para os primeiros/as.
Recorda, Xosé Manuel, que a estupidez ponse diante para que a vexan e a intelixencia detrás para ver.
Victoria??? Eu inda estou moi doído e disgustado, para min foi unha derrota en toda regra. Eu son do Real Madrid e non me vale de nada que Ronaldo batise tódolos récords de goles habidos e por haber se ao final só se gaña un título.
Estou completamente de acordo co que dixo a comentarista Sila, moi acertada e moi ben informada, na miña opinión. Así que Sila permíteme ratificar e estar de acordo e compartir todo o que ti dixeches.
"La grandeza no consiste en una posición destacada, la grandeza pertenece al que rechaza esa posición." Khalil Gibran

sila dijo...

¡Qué poco animado está esto!. Parece que hemos quedado aplanados después de la cita electoral.

No sé si alguien me leerá, pero estimo que eso es justamente lo contrario de lo que debemos hacer. Pienso que en este momento, superados ya los contradictorios sentimientos de la alegría por la victoria en las urnas y la contrariedad porque tal victoria no haya servido para alcanzar ninguno de los objetivos principales, es cuando debemos ponernos a reflexionar (sin gastar tampoco mucho tiempo en ello) y, sobre todo, a trabajar.

Las elecciones no se ganan durante la campaña. La primera piedra del triunfo electoral se coloca al día siguiente de la jornada de votación anterior.

Y aquí, en mi opinión, habría que dividir el esfuerzo en dos frentes bien diferenciados, ambos muy importantes:

- De una parte, ejercer una oposición constructiva, pero firme y extremadamente vigilante en Diputación y Ayuntamiento. Las dificultades que tuvieron para gobernar en ambas instituciones, ya en la legislatura pasada, deben verse multiplicadas ahora por el hecho de que, por paradójico que parezca, "el Gobierno es minoría" en las dos. El grupo popular es más numeroso que cualquiera de los otros, y hay que aprovechar cualquier contingencia para ponerles en dificultades. Por otra parte, no hay que olvidar que, entre ellos, no pueden verse. Sólo están unidos por el más poderoso de los cementos, que es el amor al sillón, pero no faltarán situaciones que permitirán vislumbrar grietas en la coalición. Hay que estar permanentemente vigilantes para, en cuanto se produzca dicha grieta, introducir la herramienta en ella para hacerla más grande. Puede que haya alguna que no consigan tapar. Y, si consiguen parchearlas todas, llegarán a las próximas elecciones hechos un auténtico cromo. A alguno (el papa Clemente) le importa poco, ya que sabe que está encarando su última etapa, y lo que venga después le preocupa tres carajos (con perdón), pero ese no es nuestro problema. Nuestro problema es que no se repita la situación de 2011, y conseguir que Jaime pueda ser alcalde. Que no haya pacto posible, porque si hay pacto posible, ya sabemos que se materializará.
- La otra vía en la que debemos dirigir nuestros esfuerzos, tan importante (si no más) es organizar y apoyar al máximo a aquellos que sí han alcanzado sus objetivos. Parece que ha quedado todo ensombrecido por el hecho de que no gobernemos en Diputación y Ayuntamiento de Lugo. Si ello sirve para consolar a los socialistas, pues bien está. Pero el PP ha obtenido resultados espectaculares en la provincia, mejorando prácticamente en todos los municipios, y alcanzando el gobierno en muchos que no nos pertenecían, incluso en algunos en los que jamás habíamos gobernado. Pues bien, a todos nuestros alcaldes, pero especialmente a aquéllos que acaban de acceder al poder en lugares donde antes no lo detentábamos, hay que apoyarles al máximo, darles todo el asesoramiento que precisen, hacerles sentir parte de una estructura, que no se sientan en ningún momento solos ni desorientados. El apoyo y la orientación, tanto de la dirección provincial como de compañeros más experimentados, pueden ayudarles a no cometer errores y a no caer en trampas que les van a poner desde el primer día.
Esto se extiende, igualmente, a muchos municipios donde no se ha ganado, pero se han mejorado resultados, incluso en feudos tradicionales del PSOE que parecen "imposibles". Imposible no hay nada.
Vaya ladrillo me ha salido.
P.S. Un aparte para el amigo JTirimol: no hay ninguna comentarista "Sila". Podía ser una mujer, pero soy un hombre. El nick está tomado del nombre de Lucio Cornelio Sila, senador, cónsul, dictador (la palabra tenía otras connotaciones en la época) y, en suma, un personaje muy controvertido de la República romana, del Siglo I A.C.