miércoles, 10 de octubre de 2018

La inacción frente a las amenazas radicales

El aniversario del 1-O ha vuelto a convertir a Cataluña en un campo de batalla. Hace justo una semana los radicales protagonizaron numerosos incidentes que acabaron con el asedio al Parlamento catalán. Todos pudimos ser testigos de las imágenes lamentables de los políticos escoltados y los Mossos y la Policía Nacional intentando hacer frente a los independentistas. También hemos sido testigos de los movimientos políticos: por un lado el presidente de la Generalitat animando a los CDR a seguir “apretando” y por otro la inacción de Pedro Sánchez. Desde el Partido Popular habíamos avisado a Sánchez de que su política de apaciguamiento no funcionaría con los radicales. No se puede ofrecer diálogo a los que actúan permanentemente al margen de la Ley con el único objetivo de romper España. No nos sorprende la actitud pasiva de Sánchez, porque está atrapado en su hipoteca con los independentistas, la misma que firmó para poder ocupar el sillón en la Moncloa. Desde el Partido Popular en el Senado ofrecemos nuestra mayoría para aplicar de forma inmediata el artículo 155 de la Constitución, con la duración que sea necesaria, para restablecer el orden en Cataluña. España necesita un Gobierno estable que no esté sometido a chantajes. Ante el delirio de los radicales el Partido Popular exige al Gobierno que aplique la Ley de partidos para ilegalizar a cualquier partido independentista que aliente la violencia y no condene los actos violentos. Proponemos que se reforme la Ley de Financiación de Partidos para que se impida que aquellos que promueven o justifican la violencia puedan financiarse con fondos públicos. Si Pedro Sánchez no puede o no quiere asumir sus responsabilidades debe convocar elecciones generales ya y permitir que sean los ciudadanos con su voto los que decidan quién debe marcar el rumbo de nuestro país. El PP ya demostró hace un año, con el Gobierno de Rajoy, que es capaz de hacer cumplir la Ley, exigir que se respete la Constitución y garantizar la unidad de España. A todos los constitucionalistas, a los que amamos España y Cataluña nos duele presenciar esta situación. Están dañando la economía de todos los catalanes y deteriorando su convivencia y exigimos al Gobierno que actúe de forma inmediata para poner freno a esta deriva irracional.

A inacción fronte ás ameazas radicais

O aniversario do 1-O volveu a converter a Cataluña nun campo de batalla. Hai xusto unha semana os radicais protagonizaron numerosos incidentes que acabaron co asedio ao Parlamento catalán. Todos puidemos ser testemuñas das imaxes lamentables do políticos escoltados e os Mossos e a Policía Nacional intentando facer fronte aos independentistas. Tamén fomos testemuñas dos movementos políticos: por un lado o presidente da Generalitat animando aos CDR a seguir “apertando” e por outro a inacción de Pedro Sánchez. Desde o Partido Popular avisáramos a Sánchez de que a súa política de sosego non funcionaría cos radicais. Non se pode ofrecer diálogo aos que actúan permanentemente á marxe da Lei co único obxectivo de romper España. Non nos sorprende a actitude pasiva de Sánchez, porque está atrapado na súa hipoteca cos independentistas, a mesma que asinou para poder ocupar o asento na Moncloa. Desde o Partido Popular no Senado ofrecemos a nosa maioría para aplicar de forma inmediata o artigo 155 da Constitución, ca duración que sexa necesaria, para restablecer a orde en Cataluña. España necesita un Goberno estable que non estea sometido a chantaxes. Ante o delirio dos radicais o Partido Popular esixe ao Goberno que aplique a Lei de partidos para ilegalizar a calquera partido independentista que alente a violencia e non condene os actos violentos. Propoñemos que se reforme a Lei de Financiación de Partidos para que se impida que aqueles que promovan ou xustifiquen a violencia poidan financiarse con fondos públicos. Se Pedro Sánchez non pode ou non quere asumir as súas responsabilidades debe convocar eleccións xerais xa e permitir que sexan os cidadáns co seu voto os que decidan quen debe marcar o rumbo do noso país. O PP xa amosou hai un ano, co Goberno de Rajoy, que é capaz de facer cumprir a Lei, esixir que se respecte a Constitución e garantir a unidade de España. A todos os constitucionalistas, aos que amamos España e Cataluña dóenos presenciar esta situación. Están danando a economía de todos os cataláns e deteriorando a súa convivencia e esiximos ao Goberno que actúe de forma inmediata para poñer freo a esta deriva irracional.

Las argucias antidemocráticas de Sánchez

Pedro Sánchez no deja de sorprendernos desde que ha llegado a la Moncloa y el problema es que todas las sorpresas son negativas. La última decisión de este Gobierno, además de sorprendente, es preocupante. Me refiero al hecho de que Sánchez y sus socios pretendan saltarse al Senado en el control de la senda de déficit. Lo han hecho a última hora, sin luz ni taquígrafos. Han presentado una enmienda que reforma la Ley de Estabilidad Presupuestaria a través de la Ley que se está tramitando en el marco del Pacto contra la Violencia de Género y esto es un fraude a los procedimientos parlamentarios. Es un abuso; una intromisión al poder Legislativo en toda regla; un desprecio a las decisiones de los ciudadanos, que en las urnas repartieron los escaños en ambas Cámaras. Nuestro sistema es bicameral, lo dice claramente al Constitución en su artículo 66.1. El problema del PSOE es que en el Senado el Partido Popular tiene mayoría absoluta y eso no les gusta ni les resulta conveniente para sus planes y los de sus aliados. Pero el PP no va a permitir este tipo de trampas, que no son ni éticas ni democráticas. Por eso hemos pedido a la Mesa del Congreso que no admita a trámite la enmienda presentada por el PSOE y, si es necesario, recurriremos ante el Tribunal Constitucional. La situación que ha planteado Pedro Sánchez es incompatible con las sentencias previas del TC, que establece que debe existir conexión entre las enmiendas y el texto enmendado y entre la violencia de género y la senda de déficit no existe conexión alguna. Ningún gobierno había utilizado antes esta argucia para eludir el control de una Cámara. No se puede engañar a la opinión pública hablando del veto del Senado, porque no existe tal veto. Hay muchos casos en los que es preceptivo el acuerdo entre las dos Cámaras y este es uno de ellos y, además, está plenamente justificado porque el objetivo de Estabilidad Presupuestaria afecta a las cuentas de las CCAA y el Senado es la Cámara de representación territorial. Sánchez pretende robarle al Senado las competencias que por ley le son propias y lo hace utilizando un atajo típico de regímenes autoritarios; burlando las reglas de juego del sistema bicameral y atacando a los orígenes mismos de la democracia y esto no se puede permitir.

As argucias antidemocráticas de Sánchez

Pedro Sánchez non deixa de sorprendernos desde que chegou á Moncloa e o problema é que todas as sorpresas son negativas. A última decisión de este Goberno, ademais de sorprendente, é preocupante. Refírome ao feito de que Sánchez e os seus socios pretendan saltar ao Senado no control da senda de déficit. Fixérono a última hora, sen luz nin taquígrafos. Presentaron unha emenda que reforma a Lei de Estabilidade Orzamentaria a través da Lei que se está tramitando no marco do Pacto contra a Violencia de Xénero e isto é un fraude aos procedementos parlamentarios. É un abuso; unha intromisión ao poder Lexislativo en toda regra; un desprezo ás decisións dos cidadáns, que nas urnas repartiron os escanos en ambas Cámaras. O noso sistema é bicameral, dio claramente a Constitución no seu artigo 66.1. O problema do PSOE é que no Senado o Partido Popular ten maioría absoluta e iso non lles gusta nin lles resulta conveniente para os seus plans e os dos seus aliados. Pero o PP non vai permitir este tipo de trampas, que non son nin éticas nin democráticas. Por iso pedimos á Mesa do Congreso que non admita a trámite a emenda presentada polo PSOE e, se é necesario, recorreremos ante o Tribunal Constitucional. A situación que propuxo Pedro Sánchez é incompatible coas sentenzas previas do TC, que establece que debe existir conexión entre as emendas e o texto emendado, e entre a violencia de xénero e a senda de déficit non existe conexión algunha. Ningún goberno utilizara antes esta argucia para eludir o control dunha Cámara. Non se pode enganar á opinión pública falando do veto do Senado, porque non existe tal veto. Hai moitos casos nos que é preceptivo o acordo entre as dúas Cámaras e este é un deles e, ademais, está plenamente xustificado porque o obxectivo de Estabilidade Orzamentaria afecta ás contas das CCAA e o Senado é a Cámara de representación territorial. Sánchez pretende roubarlle ao Senado as competencias que por lei lle son propias e faino utilizando un atallo típico de réximes autoritarios; burlando as regras de xogo do sistema bicameral e atacando ás orixes mesmas da democracia e isto non se pode permitir.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Sin proyecto para España

Comenzamos el curso político con energía y llenos de proyectos pero también vigilantes ante la labor errática que está realizando el Gobierno del PSOE. Esta semana el Senado retoma el calendario de sesiones plenarias y desde el Grupo Popular aprovecharemos la presencia de Pedro Sánchez en la Sesión de Control para exigirle que clarifique su posición en algunos de los temas que son prioritarios para los españoles. Nos preocupa que Sánchez haya ofrecido a Torra un referéndum de autogobierno que supondría una ruptura de la legalidad y de la igualdad de los españoles. Por eso reclamaremos a Sánchez que explique de forma clara lo que esto significa y si es o no uno de los peajes que tiene que pagar a sus socios de la moción de censura. Desde el Partido Popular pensamos que lo prioritario es mantener la legalidad, recuperar la concordia y evitar que aumente la fractura social. Si los independentistas siguen en la ilegalidad, el PP ofrece al Gobierno su mayoría en el Senado para aplicar el artículo 155 de la Constitución. Nos preocupan también los bandazos de Sánchez en materias tan importantes como la inmigración, la justicia, o los impuestos. Nos ha quedado claro a todos que no tiene un verdadero proyecto para España, un día hace una cosa y al día siguiente la contraria, solo acierta cuando rectifica y sigue los consejos que desde la oposición le ofrece el Partido Popular. Agosto ha cerrado con una cifra pésima para el empleo, se han perdido 203.000 puestos de trabajo, ha sido el peor agosto en una década y el último día del mes ha batido el dramático record de ser el día que más empleo se destruyó en la historia de nuestro país. Nos duele observar cómo el Partido Socialista, con sus políticas económicas equivocadas, dilapida la herencia dejada por el gobierno de Mariano Rajoy. Mañana martes, preguntaré en el Senado al Gobierno qué medidas piensa tomar ante los primeros indicios de desaceleración de nuestra economía y para evitar la sangría en el empleo. Éramos referente europeo en materia económica y desde la oposición haremos todo cuanto esté a nuestro alcance para que el PSOE no lleve de nuevo a España a la quiebra.  

Sen proxecto para España

Comezamos o curso político con enerxía e cheos de proxectos pero tamén vixiantes ante a labor errática que está realizando o Goberno do PSOE. Esta semana o Senado retoma o calendario de sesións plenarias e desde o Grupo Popular aproveitaremos a presencia de Pedro Sánchez na Sesión de Control para esixirlle que clarifique a súa posición nalgúns dos temas que son prioritarios para os españois. Preocúpanos que Sánchez ofrecera a Torra un referendo de autogoberno que suporía unha ruptura da legalidade e da igualdade dos españois. Por iso reclamaremos a Sánchez que explique de forma clara o que isto significa e se é ou non unha das peaxes que ten que pagar aos seus socios da moción de censura. Desde o Partido Popular pensamos que o prioritario é manter a legalidade, recuperar a concordia e evitar que aumente a fractura social. Se os independentistas seguen na ilegalidade, o PP ofrece ao Goberno a súa maioría no Senado para aplicar o artigo 155 da Constitución. Preocúpanos tamén os bandazos de Sánchez en materias tan importantes coma a inmigración, a xustiza, ou os impostos. Quedounos claro a todos que non ten un verdadeiro proxecto para España, un día fai unha cousa e ao día seguinte a contraria, só acerta cando rectifica e segue os consellos que desde a oposición lle ofrece o Partido Popular. Agosto pechou cunha cifra pésima para o emprego, perdéronse 203.000 postos de traballo, foi o peor agosto nunha década e o último día do mes bateu o dramático récord de ser o día que máis emprego se destruíu na historia do noso país. Dóenos observar como o Partido Socialista, coas súas políticas económicas equivocadas, dilapida a herdanza deixada polo goberno de Mariano Rajoy. Mañá martes, preguntarei no Senado ao Goberno que medidas pensa tomar ante los primeiros indicios de desaceleración da nosa economía e para evitar a sangría no emprego. Éramos referente europeo en materia económica e desde a oposición faremos todo canto estea ao noso alcance para que o PSOE non leve de novo a España á quebra.

miércoles, 1 de agosto de 2018

Siempre al lado del PP

El de esta semana es uno de los artículos que más me ha costado escribir y es que quiero aprovechar estas líneas para agradecer el apoyo de todos los que han estado a mi lado y despedirme tras siete años como portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Senado. Es el fin de una etapa, pero no de mi responsabilidad política. Ha sido un honor ser el portavoz del grupo mayoritario en la Cámara Alta. Quiero agradecer públicamente a Mariano Rajoy la confianza depositada en mí durante tres legislaturas consecutivas. Personalmente tengo el convencimiento de que la figura de Rajoy como presidente del Gobierno será valorada en su justa medida y le serán reconocidos sus méritos. Quiero darle las gracias también a mi familia, a mis amigos y a todos los compañeros con los que he tenido la oportunidad de trabajar estos 7 años y que me han brindado todo su apoyo. Tengo mucho que agradecer. En todo este tiempo, en el que he tenido la oportunidad de liderar el Grupo del Partido Popular en el Senado, hemos aplicado con contundencia el 155, hemos conseguido evitar que España se rompiera. Hemos puesto en valor esta Cámara, a la que muchos todavía siguen cuestionando. Desde mis diferentes responsabilidades en el PP he vivido momentos difíciles, pero también muchos gratificantes y me siento especialmente orgulloso de haber podido estar al lado de un presidente que ha conseguido sacar a España de la mayor crisis económica de la historia. Esta es la herencia del Gobierno de Mariano Rajoy. Me he esforzado y dado lo mejor de mí y lo seguiré haciendo desde mi tarea como senador, apoyando los intereses de todos los lucenses. Este partido tiene una trayectoria que defender y un proyecto de futuro sólido que estoy convencido que la nueva directiva sabrá transmitir a los españoles y que, más pronto que tarde, el PP volverá a estar en el Gobierno, que es el lugar donde debe estar porque cuando el Partido Popular gobierna a España le va bien. Sigo viendo la política como una tarea noble, aunque muchos se hayan empeñado en denigrarla y con este principio seguiré trabajando desde mi vocación de servicio público. Desde el Senado seguiré aportando todo lo que se me pida, apoyando al nuevo presidente y a su equipo que estoy seguro que, con la ayuda de todos, hará una gran labor.