miércoles, 5 de diciembre de 2018

La muralla de Lugo, mi muralla

Hoy quiero aprovechar este espacio para felicitar a la muralla de Lugo, que cumple su mayoría de edad siendo monumento Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Me siento orgulloso de mi ciudad y sobre todo de la muralla, mi muralla, porque como lucense la siento parte de mi vida. Desde pequeño disfruto caminando sobre sus muros y aún hoy es uno de esos placeres que me permito siempre que puedo. Es la mejor embajadora de nuestra ciudad, lo primero que enseñamos cuando traemos de visita a algún amigo y no nos cansamos de presumir allá donde vamos de la única muralla romana que se conserva entera. Es nuestra mejor carta de presentación, da cuenta de nuestro espléndido pasado romano y nos identifica como pueblo. Todos éramos conscientes de la importancia de nuestro monumento pero es cierto que la declaración de la Unesco le otorgó un plus de protección que ha ayudado a mantenerla en muy buen estado. Su conservación es tarea de todos, de las autoridades y de los vecinos. Ha sido un muro de protección en épocas pasadas y ahora, además de nuestro orgullo, es uno de los más importantes focos de atracción turística, dinamizadora de nuestra economía. Además de la muralla nuestra provincia tiene innumerables atractivos, entre ellos el camino francés, que atraviesa nuestras tierras y conduce cada año a miles de peregrinos a su meta compostelana. Este 2018 está también de celebración, cumple 25 años, un cuarto de siglo como Patrimonio de la Humanidad. Ha sido la primera ruta a la que la Unesco concedió este galardón. Sin duda su belleza y su profunda significación histórica y religiosa le han hecho merecedor de este distintivo. Es un orgullo para todos que nuestra provincia haya conseguido aglutinar estas dos distinciones que sin duda han abierto el paso a la catedral, que recientemente ha recibido el mismo reconocimiento. Una muestra más de que a Lugo no le faltan atractivos para que vecinos y visitantes disfrutemos de su patrimonio y su riqueza.

A muralla de Lugo, a miña muralla

Hoxe quero aproveitar este espazo para felicitar á muralla de Lugo, que cumpre a súa maioría de idade sendo monumento Patrimonio da Humanidade da Unesco. Síntome orgulloso da miña cidade e sobre todo da muralla, a miña muralla, porque como lucense síntoa parte da miña vida. Desde pequeno gozo camiñando sobre os seus muros e aínda hoxe é un deses praceres que me permito sempre que podo. É a mellor embaixadora da nosa cidade, o primeiro que ensinamos cando traemos de visita a algún amigo e non nos cansamos de presumir alá onde imos da única muralla romana que se conserva enteira. É a nosa mellor carta de presentación, da conta do noso espléndido pasado romano e identifícanos como pobo. Todos éramos conscientes da importancia do noso monumento pero é certo que a declaración da Unesco lle outorgou un plus de protección que axuda a mantela en moi bo estado. A súa conservación é tarefa de todos, das autoridades e dos veciños. Foi un muro de protección en épocas pasadas e agora, ademais do noso orgullo, é un dos máis importantes focos de atracción turística, dinamizadora da nosa economía. Ademais da muralla a nosa provincia ten innumerables atractivos, entre eles o camiño francés, que atravesa as nosas terras e conduce cada ano a milleiros de peregrinos á súa meta compostelana. Este 2018 está tamén de celebración, cumpre 25 años, un cuarto de século como Patrimonio da Humanidade. Foi a primeira ruta á que a Unesco concedeu este galardón. Sen dúbida a súa beleza e a súa profunda significación histórica e relixiosa fixérona merecedora deste distintivo. É un orgullo para todos que a nosa provincia conseguira aglutinar estas dúas distincións que sen dúbida abriron o paso á catedral, que recentemente recibiu o mesmo recoñecemento. Unha mostra máis de que a Lugo non lle faltan atractivos para que veciños e visitantes gocemos do seu patrimonio e a súa riqueza.

viernes, 23 de noviembre de 2018

No existen los acuerdos amistosos

Como sucede en la mayoría de las rupturas, los acuerdos no suelen ser positivos para ninguna de las partes. Y el Brexit no iba a ser diferente. El pacto alcanzado por el Gobierno de Theresa May y la UE no deja contento a nadie. Somos muchos los que pensamos que tanto el referéndum como la ruptura de Londres con la Unión son, por encima de todo, irresponsables. Dos años después de la votación en la que se decidió la salida de la Unión con un resultado muy ajustado, la propia May ha abierto la puerta a un segundo referéndum tras la oleada de dimisiones en su gabinete y sin tener claro si obtendrá el respaldo del Parlamento. Lo único que todo el mundo parece tener claro es que cuando se formalice la ruptura en el Reino Unido nada volverá a ser lo mismo. De momento, Londres se sitúa en una posición transitoria, previa al divorcio, que debería formalizarse el 29 de marzo de 2019. Si los ciudadanos saldrán beneficiados o perjudicados es todavía una incógnita, igual que el propio Brexit, ya que a día de hoy hay más puertas abiertas que entreabiertas, y casi ninguna cerrada del todo. A España le afecta especialmente el acuerdo con Gibraltar y en este sentido el Partido Popular ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores que explique en el Congreso los principales puntos del texto, porque no tenemos la certeza de que sea el más beneficioso para nuestro país. El Gobierno no debe desaprovechar la oportunidad de negociar la soberanía del Peñón. Otro de los asuntos controvertidos en este divorcio y que afecta directamente a Galicia tiene que ver con la situación en la que se quedará el sector pesquero. Hay cientos de barcos gallegos repartidos entre los caladeros de Gran Sol y las Malvinas a los que este acuerdo les toca de lleno. Lo que hasta ahora se ha suscrito establece que Londres podrá decidir si abre sus aguas a la flota comunitaria cuando finalice el período transitorio. Muchas dudas y demasiados intereses en juego que se decidirán en los próximos meses. Desde el Partido Popular actuaremos siempre dentro del marco legal y con la máxima responsabilidad defendiendo, por encima de todo, a los españoles. La moraleja que yo extraigo de este divorcio no consumado es que las rupturas territoriales solo favorecen intereses partidistas.

Non existen os acordos amistosos

Como acontece na maioría das rupturas, os acordos non adoitan ser positivos para ningunha das partes. E o Brexit non ía a ser diferente. O pacto acadado polo Goberno de Theresa May e a UE non deixa contento a ninguén. Somos moitos os que pensamos que tanto o referendo como a ruptura de Londres coa Unión son, por riba de todo, irresponsables. Dous anos despois da votación na que se decidiu a saída da Unión cun resultado moi axustado, a propia May abriu a porta a un segundo referendo tralas dimisións no seu gabinete e sen ter claro se obterá o respaldo do Parlamento. O único que todo o mundo parece ter claro é que cando se formalice a ruptura no Reino Unido nada volverá a ser o mesmo. De momento, Londres sitúase nunha posición transitoria, previa ao divorcio, que debería formalizarse o 29 de marzo de 2019. Se os cidadáns sairán beneficiados ou prexudicados é aínda unha incógnita, igual que o propio Brexit, xa que a día de hoxe hai máis portas abertas que entreabertas, e case ningunha cerrada de todo. A España aféctalle especialmente o acordo con Xibraltar e neste sentido o Partido Popular pediu ao ministro de Asuntos Exteriores que explique no Congreso os principais puntos do texto, porque non temos a certeza de que sexa o máis beneficioso para o noso país. O Goberno non debe desaproveitar a oportunidade de negociar a soberanía do Peñón. Outro dos asuntos controvertidos neste divorcio e que lle afecta directamente a Galicia ten que ver coa situación na que se quedará o sector pesqueiro. Hai centos de barcos galegos repartidos entre os caladoiros de Gran Sol e as Malvinas aos que este acordo lles toca de cheo. O que ata agora se establece é que Londres poderá decidir se abre as súas augas a frota comunitaria cando finalice o período transitorio. Moitas dúbidas e demasiados intereses en xogo que se decidirán nos próximos meses. Desde o Partido Popular actuaremos sempre dentro do marco legal e coa máxima responsabilidade defendendo, por riba de todo, aos españoles. A conclusión que eu extraio deste divorcio non consumado é que as rupturas territoriais só favorecen intereses partidistas.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Castigo de Sánchez a los autónomos

Todos conocemos de cerca a algún trabajador autónomo. Son nuestras parejas, nuestros hermanos, nuestros hijos, nuestros padres, nuestros amigos… son los taxistas, los peluqueros, los mecánicos, los transportistas, los comerciantes del barrio… todas esas personas a las que el Gobierno de Pedro Sánchez está dispuesto a dejar de lado. Así lo ha demostrado con las medidas propuestas en los Presupuestos pactados con Podemos. Desde el Partido Popular haremos todo lo que esté en nuestra mano para impedirlo. Para ello, mañana, el Grupo Popular va a convertir el Senado en la Cámara de apoyo a este colectivo a través de una moción que defienda sus intereses frente a las agresiones constantes del Ejecutivo. El Gobierno del PP, consciente de la importancia de los trabajadores autónomos en la economía de nuestro país, trabajó, incluso en los peores momentos de la crisis, para apoyarlos. Sin ir más lejos la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada hace un año por Rajoy, fue una apuesta del Partido Popular por los autónomos y los emprendedores. Es justo lo contrario de lo que ahora mismo hacen Sánchez y sus ministros. La subida de impuestos les afecta especialmente y parece que al Ejecutivo no le importa castigar a un colectivo que representa a más de 3,2 millones de personas y crea uno de cada cuatro empleos en España. Con sus políticas demagógicas Sánchez y sus socios podemitas pretenden hacernos creer que la carga impositiva pone el foco sobre los más ricos, cuando no es así. El impuesto al diésel, la subida de las cotizaciones y del salario mínimo harán que muchos autónomos no puedan afrontar los gastos y se vean obligados a despedir a sus empleados y cerrar sus negocios. Haciendo cálculos los incrementos de Sánchez harán que un autónomo pague entre salario y Seguridad Social 2.800 euros más al año por cada trabajador. No es verdad lo que dice el Gobierno, no castigan a los ricos, sino a los que generan riqueza. Desde que Sánchez llegó a la Moncloa el número de autónomos ha disminuido; solo en la provincia de Lugo de junio a septiembre la cifra de autónomos se ha reducido en 200 personas, situándose en la actualidad en cerca de 22.500. El PP no los va a dejar de lado, ni a ellos ni al resto de autónomos del país. Nos ayudaron a sacar a España de la mayor crisis económica y ahora haremos todo lo que nos sea posible para apoyarlos y evitar que Sánchez implemente sus políticas económicas destructivas.

Castigo de Sánchez aos autónomos

Todos coñecemos de preto algún traballador autónomo. Son as nosas parellas, os nosos irmáns, os nosos fillos, os nosos pais, os nosos amigos… son os taxistas, os perruqueiros, os mecánicos, os transportistas, os comerciantes do barrio… todas esas persoas ás que o Goberno de Pedro Sánchez está disposto a deixar de lado. Púxoo de manifesto coas medidas propostas nos Presupostos pactados con Podemos. Desde o Partido Popular faremos todo o que estea na nosa man para impedilo. Para iso, mañá, o Grupo Popular vai converter o Senado na Cámara de apoio a este colectivo a través dunha moción que defenda os seus intereses fronte ás agresións constantes do Executivo. O Goberno do PP, consciente da importancia dos traballadores autónomos na economía do noso país, traballou, incluso nos peores momentos da crise, para apoialos. Sen ir máis lonxe a Lei de Reformas Urxentes do Traballo Autónomo, aprobada hai un ano por Rajoy, foi unha aposta do Partido Popular polos autónomos e os emprendedores. É xusto o contrario do que agora mesmo fan Sánchez e os seus ministros. A suba de impostos aféctalles especialmente e parece que ao Executivo non lle importa castigar a un colectivo que representa máis de 3,2 millóns de persoas e crea un de cada catro empregos en España. Coas súas políticas demagóxicas Sánchez e os seus socios podemitas pretenden facernos crer que a carga impositiva pon o foco sobre os máis ricos, cando non é así. O imposto ao diésel, a suba das cotizacións e do salario mínimo farán que moitos autónomos non poidan afrontar os gastos e se vexan obrigados a despedir aos seus empregados e pechar os seus negocios. Facendo cálculos os incrementos de Sánchez farán que un autónomo pague entre salario e Seguridade Social 2.800 euros máis ao ano por cada traballador. Non é verdade o que di o Goberno, non castigan aos ricos, senón aos que xeran riqueza. Desde que Sánchez chegou á Moncloa o número de autónomos diminuíu; só na provincia de Lugo de xuño a setembro a cifra reduciuse en 200 persoas, situándose na actualidade en preto de 22.500. O PP non os vai deixar de lado, ni a eles nin ao resto de autónomos do país. Axudáronnos a sacar a España da maior crise económica e agora faremos todo o que nos sexa posible para apoialos e evitar que Sánchez poña en práctica as súas políticas económicas destrutivas.

martes, 23 de octubre de 2018

Presupuestos desde prisión

Hay una pregunta que ronda en mi cabeza y por eso mañana mismo interpelaré al Gobierno en el Pleno del Senado. Me gustaría saber, como a la mayoría de los españoles, qué beneficios tendrán para nuestra economía los Presupuestos que ha pactado Sánchez con Podemos para el 2019. El acuerdo es, sin duda, la peor noticia para el futuro de España. Las cuentas son una trampa para nuestra economía, porque sólo nos van a llevar al agujero del paro. Y son también una vergüenza democrática, porque nunca antes se habían negociado unas cuentas públicas entre rejas. La Comisión Europea no cree las cuentas de Sánchez y alerta de que existe el riego de que no se cumplan los ajustes acordados, con los consiguientes peligros que esto supone para la estabilidad de nuestra economía Ha ido el vicepresidente y fiel escudero de Sánchez, Pablo Iglesias, a negociar con los independentistas en prisión, es él y no Sánchez el que marca el ritmo del Gobierno y el futuro de España. Tenemos un presidente que es rehén de sus socios en la moción, ha vendido la estabilidad de España a cambio de un trono. A todo esto hay que añadir que es la primera vez que se presentan los PGE sin aprobar antes el techo de gasto, como marca la Ley. Quieren hacernos creer que las cuentas centran la presión fiscal en los más ricos, pero no es así, en realidad son un auténtico infierno fiscal para las clases medias y explico por qué. Suben todos los impuestos: el IRPF, las cuotas de los autónomos, el de patrimonio, las transacciones financieras y el diésel, que afectará a más de 17 millones de ciudadanos. Han vendido la subida del salario mínimo como un logro social de la izquierda, pero esto ya lo había hecho antes el PP. El Gobierno de Rajoy había pactado la subida del SIM para que en 2020 alcanzara los 850 euros; y lo había hecho a través de un pacto con sindicatos y patronal y no de forma unilateral como Sánchez e Iglesias. Los autónomos crean empleo y no pueden asumir de forma repentina un aumento de los costes salariales. Se lo habíamos advertido a Sánchez, que ante la presión del colectivo se ha visto obligado a rectificar, por enésima vez, es su “modus operandi”. Desde el PP haremos todo lo posible para que estas cuentas no se aprueben, y lo haremos por lealtad y responsabilidad a España.