lunes, 14 de mayo de 2012

Me quejo del engaño

El Gobierno de Mariano Rajoy quiere garantizar el futuro de las generaciones venideras. Al Partido Popular le preocupa lo que ocurre hoy (es perentorio y es además su obligación), pero no se desentiende de la posteridad, de los efectos que tendrán mañana las medidas que adopte hoy. Rajoy, su Gobierno y el partido que los respalda, no pretende inhibirse de sus responsabilidades de gobierno como hicieron otros. Y eso a pesar de que algunas de esas medidas non fueran adoptadas por convicción sino por obligación. Sí, es así, me refiero a la manida, pero muy presente y real, herencia recibida, ese legado del que reniegan con tanto énfasis los socialistas y sobre la que, con alevosía y reiteración, tanto mintieron. Gobernar, como muy bien definió en alguna ocasión el presidente Núñez Feijoo, consiste en decir la verdad y gestionar la realidad. Y no voy a enumerar la retahíla de errores, mentiras e incumplimientos que les debemos a los socialistas. Pues ante un contexto tal, hay que reaccionar y actuar; tomar decisiones que, pese a ser excepcionales y temporales, provocan una lógica inquietud entre la ciudadanía. Rajoy, además de los reajustes a los que las circunstancias obligan, se dedica a rectificar lo que se hizo mal y a poner en práctica el plan de actuación previsto: pujar por conseguir la estabilizad presupuestaria poniendo coto a un déficit disparado y acometer reformas estructurales, entre las que destacan la reforma laboral y la reestructuración del sistema financiero. Bajo la premisa de la austeridad, la amplia acción reformista que acomete el Gobierno pretende, como fin último y principal, recuperar el crecimiento económico y dinamizar el mercado laboral. Y en esa dirección se encamina el paquete de medidas que se están aplicando. Mariano Rajoy habló claro durante la comparencia que tuvo esta semana en el Senado: “No me quejo de la herencia recibida sino del engaño”. Porque es innegable, por mucho que los socialistas traten de desviar la atención hacia otros asuntos, que sus mentiras condicionan sustancialmente la actuación de su gabinete. Rajoy quiere, así lo dijo también en la Cámara Alta, que el legado que deje su Gobierno se acerque más a lo que recibió Zapatero en 2004 que al que le quedó a él hace cuatro meses. Ya se sabe, dilapidar es sencillo; atesorar recursos algo más complejo.

10 comentarios:

Manuel dijo...

Totalmente de acuerdo José Manuel, de todas fromas, deberíamos de acordarnos de que los gobiernos del PSOE siempre, siempre han dejado esta nación en la ruína mas absoluta.
Ahora toca levantarlo a base de sacrificios por su culpa.
ánimo

manto dijo...

Se repite la historia, unos han dilapidado lo que heredaron, y ahora le toca al PP levantar esto, y tomando para ello medidas impopulares y que no gustan, pero es eso o caer definitivamente.
Espero que se pueda juzgar a esos políticos de medio pelo que nos han dejado el país al borde mismo de la intervención
los mejores deseos de que acertéis en lo que hagáis José Manuel

Anónimo dijo...

Se puede decir más alto pero no más claro, lo difícil no es deshacer, lo difícil es hacer y hacerlo bien y esta política de engañar y de hacer oposición criticándolo todo no lleva a nada, para ello el gobierno tiene que transmitir serenidad, tranquilidad y confianza a todos los ciudadanos porque las reformas del Gobierno de Rajoy son necesarias para salir de la crisis. Es imprescindible que se acometan las reformas que el Gobierno está llevando a cabo de manera responsable, sensata y valiente y no de forma engañosa, destructiva e irresponsable como fué y sigue siendo la actitiud la actitud del PSOE,para sacr a este país de la crisis a la que ellos nos llevaron de cabeza..

Cuadros gran formato dijo...

Buen artículo José manuel, esto deberías de hacerlo público, salir en los telediarios y explicar clarito que el PP hace esto OBLIGADO, porque parece que lo hacéis por gusto
Hay que explicar bien sencillo como está la nación y lo que os han dejado.
yo espero que estas medidas , temporales ojalá, nos lleven a la senda de la recuperación

y espero que los españoles hayan aprendido que no se puede confiar en el psoe

psoe NUNCA MAIS!!!!

Anónimo dijo...

Bla, Bla, Bla....

El PP está defraudando a sus votantes precisamente por no hacer eso de lo que presumís.
No se pueden dar lecciones de honradez y ética cuando a todas horas se bordea la Ley o se cambia ésta para salvar la cabeza de unos cuantos Alcaldes del partido a los que habría que haber hechado a patadas.
Falta coherencia en el partido con el discurso que se sigue.

Anónimo dijo...

para anonimo de 16 de mayo de 2012 05:23

defraudando? seguro?

yo creo que no

nos prometieron decir la verdad aunque doliese, y lo están haciendo

yuo aun no he oido a nadie decir: brotesw verdes, que nuestra ban es la pera limonera, ni que estamos en la champiosn league, ni planes E , ni cheques bebe


así que..... creo que te falta un pelín de coherencia en eso que dices

el Pp se está enfrentando a una situación gravísima de una maner mas que notable

espero que no den bandazos y sigan por ese camino reformista, lo agradeceremos todos

incluido tu, que también te benificiarás cuando eso pase

Anónimo dijo...

desde luego...comose puede pensar que el PP es feliz haciebndolo que hace?,tomando lasmedidas que toma?

imagino que sería más fácilhacer otras cosas,peroNO ES LO QUE NECESITA NUESTRO PAIS.

me temo que aunque arreglen ustedes esto....luego vendrán estosseñoressocialistas y dilapidarán lo que ustedes hayan ahorrado,como han hecho siempre

ánimo Jose Manuel

Anónimo dijo...

José Manuel, va a estar complicado, pero saldremos gracias a que alguien toma el toro por los cuernos y estoy seguro que aunque dificil saldremos de esta.
eso si, os agradeceríamos muchos, que sean juzgados los responsales de habernos dejado en la ruina

el Finlandia fueron al juzgado con ellos y nadie se rasgó las vestiduras

ánimo

MJesúsGV dijo...

Mí máximo apoyo a todo lo que estáis haciendo desde el Gobierno de la Nación.

Es un orgullo estar representados en Madrid por políticos como tú.

Jose Angel dijo...

Como ven dis, o presidente Feijoo, atopouse con caixóns cheos de facturas por pagar, débeda e máis débeda... A qué nos recorda isto? Sinxelo, ao que fixeron Rubalcaba, Zapatero e compaña.
Dicir que se gastaron noventa mil millóns máis do recaudado, dicir que deixaron ao país cunha débeda de trescentos mil millóns de euros, dicir que temos que pagar preto de trinta mil millóns en intereses... é para dicirlle a Rubalcaba: Pero qué nos vés ti agora dicindo se eres comprice desta ruína?
Adiante coas medidas que son necesarias para enderezar o rumbo desta desfeita.