martes, 4 de septiembre de 2012

21-O

Anunciar la fecha de celebración de las elecciones en Galicia y que socialistas y nacionalistas cambiaran su opinión sobre el adelanto de los comicios fue todo uno. Los que días antes instaban, casi retaban, a Alberto Núñez Feijoo a fijar cuanto antes la cita en el calendario, aduciendo que era lo mejor para Galicia y presumiendo además de su preparación para afrontar la contienda, llegado el momento no tienen ningún reparo en encontrar motivos de crítica. Son contradicciones que non sorprenden por su reiteración pero a las que tampoco hay que acostumbrarse. Que los socialistas fueran a celebrar primarias y que ahora no lo hagan por falta de tiempo pese a que alguno de los aspirantes a concurrir en ellas mostró su disgusto por su cancelación o que un histórico líder nacionalista proponga, de cara al 21-O, la concurrencia conjunta de las diversas fracciones en las que no hace nada se ramifico el grupo frentista (y eso pese a que uno de los motivos de la ruptura fue precisamente sus diferencias ideológicas) e incluso ampliarlo a otras, tampoco nos extraña. Son las incongruencias típicas de los que piensan que todo vale. En lo único que siempre coinciden unos y otros es en la unión contra el PP. Están siempre dispuestos a convertirse en amalgama cuando las perspectivas ponen de manifiesto que por separado la victoria es imposible, aunque eso suponga renunciar a su identidad diferencial que, cuando los vientos son otros, blanden como bandera. Aparcar la vocación de ser fuerza mayoritaria o precursor de la recuperación de las ideas puras no supone ningún problema cuando el interés partidista, o incluso personal, se antepone al general. Sin rubor ni pudor, buscan reditar el gobierno bipartito. Yo pienso sin embargo que los gallegos no echan de menos esa duplicidad ni las maneras acuñadas por aquella bicefalia gubernativa. Así las cosas, con la oposición algo revuelta y descentrada, Feijoo opta por apelar a la solvencia. Los resultados están ahí: cuentas saneadas y objetivos de déficit cumplidos. Los logros de Galicia validan el modelo que está aplicando Rajoy desde Madrid. Claro que sería deseable, y hasta necesario, poder recoger los frutos antes, pero es igualmente innegable que la fruta solo cae del árbol cuando está madura. Necesitamos algo más de tiempo. Sé que desespera la espera, pero el descalabro era de tal magnitud y tantos los problemas que requerían urgencia en su resolución, que resulta imposible atajar a la vez todos los frentes abiertos. En Galicia, durante estos tres últimos años y medio y pese a las dificultades, se hicieron bien las cosas y eso, estoy convencido, será bien valorado por la ciudadanía. Decíamos en 2008 que otra manera de gobernar era posible; en 2012 podemos asegurar que así es.

12 comentarios:

manto dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices, pero no podemos caer en la autocomplacencia, tenemos que seguir trabajando por y para los gallegos, transmitiendo lo que hacemos, lo que hemos hecho, y lo que queda por hacer; tenemos unos días intensos de campaña y hay que empujar para que Alberto sea otra vez presidente de "todos" ( incluso de los que no quieren) los gallegos.
Un abrazo amigo Xosé Manuel

Jose dijo...

Esta tarde, mientras iba conduciendo por la ciudad, no pude evitar escuchar en Onda Cero un fragmento de la entrevista a Pachi Vázquez, y criticó que el PP llamara al anterior gobierno del PSOE-BNG bipartito, en tanto que él va y dice con toda la jeta que en Extremadura el PP gobierna en coalición con IU. Parece que el jefe de los socialistas gallegos no tiene los conceptos muy claros.

Estaré muy atento a la campaña electoral. Estoy seguro de que Alberto Núñez Feijoo estará muy presente en los medios para explicar todo lo necesario y más. Por otra parte, recuerdo bien que, con muy buen criterio, el todavía aspirante a presidir la Xunta rechazó debatir con los Ex-Copresidentes Touriño y Quintana, porque el formato de tal debate era inaceptable además de ilegal. No obstante, en estas elecciones tiene que haber debate/s entre todos los aspirantes, porque la confrontación de ideas y hechos es algo esencial. Es lo lógico en un régimen que merezca llamarse democrático.

Anónimo dijo...

Las medidas económicas y los recortes , aunque no nos gusten, se pueden entender y , con mucho esfuerzo, hasta compartir. El liberar a un etarra es impresentable y jamás repetiré mi voto a unas siglas que obran así. Ésta no es una cuestión económica. Justifique usted eso si puede.

Anónimo dijo...

totalmente de acordo Xosé Manuel. o 21 votaremos a Alberto pa que sega a levarnos pola senda do bo facer
apertas

Jose Angel dijo...

En máis dunha ocasión demostramos que somos moitos e moitas os que apoiamos as políticas do PP.
Poderemos estar máis o menos dacordo con algunhas decisións, rectificacións... pero o que está claro e que non queremos un goberno a dúas bandas que como demostraron hai anos en Galicia aquelo non había por onde collelo.
O 21-O estaremos aí para arroupar a Feijoo a revalidar o Goberno da Xunta. A súa xestión así o demostra.

Anónimo dijo...

o 21 eu e os meus votaremos PP, non queremos repetir a experiencia bo bipartito, xa nos chega con vela diputacion de lugo ou o concello, un desastre
ánimo e a por eles con forza e a verdade por diante

Anónimo dijo...

esto no está hecho, hay que ayudar y buscar los votos donde sea, que los retrógrados de la UPG no regresen nunca a la Xunta, todos a hacer campaña como si nos fuese la vida en ello.
ánimo Xosé Manuel

Martín dijo...

¿Es Bolinaga un hombre de paz? Es lo que nos queda por oír. Este gobierno cada vez emula más a ZP. Vaya timo que nos han colado, Sr. Barreiro.

Carmen dijo...

Éra de esperar que intenten unir todas as forzas que sexan en contra do PP porque saben que lles vai ser moi dificil loitar contra un partido que, sen bipartitos, foi capaz de acadar unha maioría que lle permitiu facer as cousas ben.
Aínda que algúns se empeñen, non todo vale en política, como moi ben dis neste artículo Xosé Manuel.
Eu agardo que ningún galego teña que asistir ó espectaculo dantesco que supuxo o goberno bipartito.
Moito ánimo Xosé Manuel, e que sepas que ESTAMOS CON VÓS.

Anónimo dijo...

¿Seguimos pagando a los traductores del Senado? Conteste usted ya, Sr. barreiro.

Anónimo dijo...

ELIMINA LOS PINGANILLOS EN EL SENADO

Anónimo dijo...

Los complejos del PP están alejándole, cada vez mas, de sus votantes con vocación liberal.
Mientras, Jose Manuel, vosotros seguís tratando de conseguir votos del centro izquierda.
Nos estamos cansando de votar "porque sí".