martes, 5 de marzo de 2013

Regeneración

El paquete de medidas defendido por Mariano Rajoy durante el reciente debate del Estado de la Nación, e incluso las anunciadas esta semana por Alberto Núñez Feijoo en el Parlamento de Galicia, persigue promover la regeneración de la actividad pública y erradicar la corrupción. Las propuestas realizadas denotan la voluntad decidida de solventar un problema que se está convirtiendo en una de las principales preocupaciones de los ciudadanos de este país. La preocupación, hay que reconocerlo, está fundada. Pero cuando se generaliza una valoración, metiendo en el mismo saco a justos y pecadores, siempre se acaba por ser injustos. Por ello, repito aquí lo que ya dije en innumerables ocasiones: en política no todos somos iguales. Aunque, por descontado, es obligación de todos los que nos dedicamos a ella mantener una actuación irreprochable, también es igual de importante facilitar el desarrollo de todos los mecanismos de control que permitan verificar, sin ningún atisbo de duda, que esa conducta es efectivamente íntegra y virtuosa. Las medidas anunciadas por Rajoy no tienen precedentes en nuestra historia democrática y son las más ambiciosas y, si me permiten, también las más valientes de las adoptadas hasta este momento. No niego tampoco que las circunstancias obligan a ello porque es urgente devolver la honorabilidad a la clase política y, por encima de todo, fortalecer a las instituciones que nos representan. Tanto Rajoy como Feijoo defienden la cultura de la transparencia. Pienso que dieron siempre sobradas muestras de ello. Endurecer las penas contra los corruptos, reforzando los controles, sean los que sean necesarios, para erradicar esa práctica; reformar el código penal en esta misma línea y controlar las actividades económico-financieras de los partidos son algunas de las medidas previstas, a las que a buen seguro se podrán añadir otras muchas, que decididamente contribuirán a impedir que personas innobles ejerzan la distinguida función de representar a sus conciudadanos en los diferentes niveles de la administración.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Xosé Manuel, primeiro felicitarte polo teu recen nombramento como presidente dos populares lucenses, segundo, teño que decir, unha vez mais, que este goberno ven de tomar medidas de calado importantísimas, que non están tendo a consideración que deberían na sociedade, medidas como a ley de trasparencia, ou a nova fp ou a adoptadas contra da corrupción non se fala delas, non teñen calado na sociedade, debería de facer pensar que non sabemos transmitir a mensaxe, temos un problema a ahora de comunicar, sinceramente, temos que mellorar nese eido, porque estamos a facer cousas importantes e trascendentes e non sabemos facelas chegar, hay qye seguir nese esforzo.
apertas

paraguas dijo...

Pode que os das caceroladas fagan máis ruído ou que incluso os medios lles presten máis atención, pero estou completamente seguro de que a maioría da sociedade, esa maioría calada, si apoiamos e respaldamos os sacrificios porque aínda cremos nos políticos e pensamos que os esforzos de hoxe son o éxito do mañá.
Parabéns

manto dijo...

en este momento de desafección, de desencuentro incluso, es cuando más esfuerzos tenemos que hacer para demostrar que no todos somos iguales, y que algunos entendemos de manera distinta el ejercicio de la política

mateo dijo...

Parabéns pola reelección.
Agora tedes que seguir traballando forte para sacar o país adiante.

Jose dijo...

Antes de nada felicidades, José Manuel, por revalidar tu cargo como Presidente Provincial, lo celebro con mucha alegría.

Aplaudo las medidas a las que haces mención en tu artículo, que, sin duda, son valientes. Ahora digo yo, ¿por qué no profundizar en esas medidas e incluso llegar a pactos de Estado para que algún día los políticos dejen de ser percibidos como un problema por los ciudadanos y, además, que el régimen político derivado de nuestra Constitución deje de ser visto como una partitocracia?

En vuestras manos está.

Juan Carlos dijo...

Estoy de acuerdo contigo, José Manuel, en que las medidas tomadas son las adecuadas.
Pero también quiero decir que la imagen que muchos (demasiados) ciudadanos tiene de los políticos es distorsionada. Distorsinada porque la información -y sobre todo el tratamiento de ésta- que reciben de algunos medios es sesgada, alarmista e injustamente generalizadora. Y eso no es algo inocente sino premeditado, que busca un desprestigio general del que sacar rédito.
También en este aspecto habría que hacer algo, o por lo menos intentarlo.

Jose Angel dijo...

Felicitacións polo nomeamento e tamén pola gran intervención no Debate de TVE que vimos fai unhas horas.

Adrián dijo...

Ojalá todos los dirigentes del PP fueran tan claros y convincentes como lo fue ayer José Manuel en el Debate de la 1.

Anónimo dijo...

Bo artigo Xosé Manuel, como sempre atinado

Gerardo Pelaez dijo...

Hola Jose Manuel, soy Gerardo Peláez trabajaba en Televés, y parte del tiempo en (SAG). Por aquel entonces tenía la mesa de trabajo al lado de la tuya.
Mucho ha llovido desde entonces, con sus altos y bajos, me defiendo bien en la vida, soy ingeniero industrial.
Pero necesitaba hacerte llegar una información, de forma compacta, te lo prometo. En relación a lo que planteas sobre regeneración, no ya política sino social.
Vivencias en primera, segunda y tercera persona tengo muchas y recientes. De verdad que para un humilde servidor sería muy importante tener la posibilidad de hacertela llegar. No es para pedir ningun tipo de ayuda o favor a nadie.
Desde luego, sé que tu tiempo es escaso, lo aprecio en todo su valor. También tengo la esperanza en tu persona, para que en lo que esté en tu mano pudieras evitar que algunos comportamientos en el futuro no exista la posibilidad legal de que se vuelvan a producir.
Un millón de gracias por la consideración que siempre tienes con toda las personas humildes y modestas como es mi caso.

Mi más cordial saludo.
Gerardo Peláez.
P.D.- Mi e-mail es
gerardopelaez.gp@gmail.com