martes, 30 de abril de 2013

Incoherencias

La propuesta del PSOE, o de Pérez Rubalcaba para ser más exacto, sobre la conversión del Senado en una cámara de representación de las comunidades autónomas, al estilo del Bundesrat alemán, es (permítanme la expresión) una ocurrencia. Mal argumentada e incoherente, además. En vez de una proposición seria, como era de esperar de una formación política que capitanea la oposición, parece una cortina de humo para difuminar la deriva en la que está sumida esta formación política y la soledad en la que naufraga su secretario general. Hace un año, a iniciativa de los socialistas y respaldada por unanimidad de todos los grupos políticos, se puso en marcha en el Senado una ponencia para abordar su reforma. La premisa de partida, en la que todos los partidos estábamos de acuerdo, era convertirla en una cámara de primera lectura de los proyectos legislativos de carácter territorial, referidos, por ejemplo, a las modificaciones de los estatutos de autonomía o a la financiación de las comunidades, entre otros. Ahora Rubalcaba, por libre (incluso de sus propios compañeros) y con menosprecio manifiesto del propio Senado y de la Ponencia de Estudio, aboga, amén de la reducción del número, porque los senadores sean designados directamente por las CCAA, olvidando quizás que, aunque limitada, ya tienen esa ponencia. Desdeña así la legitimación democrática de los senadores, únicos representantes elegidos por designación directa de los ciudadanos, un aspecto que considero que también hay que tenerlo presente. No pongan en duda mi disposición a escuchar, sopesar y debatir cualquier idea que se quiera proponer para desarrollar, mejorar y adecuar a los tiempos presentes las funciones encomendadas a la Cámara Alta por la Constitución. Pero me parece un regate absurdo, a destiempo y, por encima de todo, desubicado hacer propuestas de esta índole fuera del marco creado precisamente para ello, y que no es otro que la Ponencia de Estudio constituida en el Senado, promovida además por el Partido Socialista y secundada por los demás. Un Partido Socialista que, para colmo, se desentiende y se desdice de lo dicho hace un año y que, hasta la ocurrencia de hace unos días de Alfredo Pérez Rubalcaba, mantuvo durante todo el tiempo que estuvimos debatiendo sobre este asunto en la Ponencia. Hago constar que la idea del secretario general de los socialistas lleva implícito la total reconversión de las reglas de juego de nuestra convivencia política porque, en último término, camina hacia el estado federal. Este es un ejemplo más de que los socialistas no son, hoy por hoy, interlocutores válidos para negociar absolutamente nada.

9 comentarios:

repunante dijo...

creo que la palabra "incoherencia" se queda corta para calificar las ideas absurdas del Secretario General de los socialistas. El PP hace todo lo posible por conseguir un Pacto de Estado con los otros partidos del Gobierno, pero como podemos ver, el PSOE sigue dándole vueltas a sus incoherencias...

Anónimo dijo...

O sr Robalascabras, está instalado en todo aquelo que lle reporte aire, si, aire, para seguir a respirar sentado na silla.
Ocurrencia tras ocurrencia leva o psoe polo camiño do desastre, cando a nación necesita que arrimen o hombreiro, eles a destruir.
que magoa

Anónimo dijo...

El socialismo tiene que desaparecer e inventarse de nuevo.
Menuda panda y menuda oposición que solo piensa en que a España le vaya mal

Jose dijo...

Las premisas en las que se debe basar la reforma del Senado me parecen de lo más lógico, si se pretende que esta Cámara sea realmente útil y que, además, llegue a ser vista con buenos ojos por los ciudadanos. En consonancia con esto, estimo que con 100 senadores sería más que suficiente, todos ellos con dedicación exclusiva, de lo contrario estaríamos en lo de siempre.

Mucho ánimo, José Manuel, que estamos deseando, entre otras muchas cosas, ver ese proyecto hecho realidad, eso sí, pidiendo al PSOE que haga el favor de hacer aportaciones un poquito más serias.

Anónimo dijo...

Verdades coma puños
Ben dito Xosé Manuel

Jose Angel dijo...

Un alto porcentaje de la sociedad no sabe o entiende muy bien la función del Senado. Alguna explicación tendrá.
Muchos no entendemos que se recoloque como senadores/as a muchos políticos que están anclados y enquistados en distintos puestos en sus respectivos partidos.
Esto y mucho más es lo que hace que el pueblo lo vea como algo poco eficiente.

mateo dijo...

Rubalcaba está a dar paos de cego igual que o seu partido.

Son lamentables.

Anónimo dijo...

o provçblema é que o psoe naufraga e encima intentan rentabilizar calquer cousa con tal de foder
que magoa que non axuden a reconstruir este apis que desfixeron

MJesúsGV dijo...

Este país está debilitado inda que agora co PP no poder, polo menos temos xestores/as con criterio e rigor.

O tema do PSOE é lamentable e pésimo. Están dando tumbos e facendo unha política de crispación. Gracias que a sociedade sabe moi ben como son e xa non se creen nada do que din nin do que fan.

Moita sorte José Manuel