martes, 15 de octubre de 2013

Pensiones

Hay realidades a las que es imposible (o casi) oponerse. La población, los cambios de tendencias que sus tasas están experimentando, es una de ellas. La pirámide demográfica española está variando ostensiblemente. Una mayor esperanza de vida, el retraso en la edad de maternidad, la rebaja de la tasa de natalidad… hacen que lo que comenzó siendo un equilátero casi perfecto rebase el abombamiento actual y acabe, dentro de no demasiadas generaciones, por invertirse. Dentro de cuarenta años, uno de cada tres españoles tendrá más de 65 años; pasaremos de nueve a quince millones de pensionistas. Considero que la previsión es suficientemente gráfica. Es un problema. Un gran problema. Ante las dificultades hay, además de reconocerlas y asumirlas, buscarle solución; y en ese contexto hay que situar la reforma de las pensiones acometida por el Gobierno de Rajoy. Si pretendemos evitar no ya la quiebra del sistema, que adolece de un déficit estructural innegable, sino mantener su sostenibilidad (léase: pública, autofinanciable y solidaria intergeneracional), tenemos que actuar. Un reto ante el que el Gobierno no se acobardó, asumió su responsabilidad (la misma que obviaron otros antes a pesar de disponer de los mismos e inequívocos indicadores) y se fijó objetivos: garantizar, a medio pero sobre todo a largo plazo, que los cotizantes de hoy cobren mañana. Así de sencillo. Así de complicado. Puede que a algunos una revalorización anual fija de las pensiones del 0,25 por ciento, gobierne quien gobierne (es importante este detalle), les parezca escasa. La discrepancia es legítima y digna de respeto. Sin embargo, se los que suscriben esta crítica son los mismos que defendieron, acataron o simplemente callaron ante la decisión de congelarlas, adoptada en 2010 por el Gobierno de Zapatero, la comprensión no es que se reduzca, se disipa. Una subida mínima continuada en el tiempo, a la que, en una situación económica normalizada de crecimiento, se le pueda, además, añadir el incremento del IPC, pienso que no es una mala opción, máxime si la comparaos con la solución aplicada por los socialistas.

8 comentarios:

manto dijo...

un tema que alguien tenía que abordar, y siempre nos toca a nosotros hacerlo.
Gran valentía José Manuel

Anónimo dijo...

Gracias a los que hoy luchais para que tengamos un futuro digno. Espero y deseo que nadie se olvide de lo que haceis ya que a nosotros también nos tocará pelear para que nuestros hijos tengan un futuro.

Gracias Xosé Manuel

Anónimo dijo...

totalmente dacordo Xosé Manuel
Bo artigo

mateo dijo...

Más claro é en botella....

Anónimo dijo...

bo artigo Xosé manuel.
moito ánimo que a tarefa é grande e ingrata

Jose Angel dijo...

É evidente que para asegurar o futuro hai que organizar o presente.
Os que critican estes feitos, son aqueles que cando gobernan fan que o país caia a límites catastróficos.
Cabe lembrar que froito da súa xestión é o que estamos vivindo.
Totalmente dacordo coa vosa política.

Jose dijo...

En materia de pensiones se está haciendo lo correcto. Implica forzosamente la pérdida de poder adquisitivo, qué le vamos a hacer, pero los datos y las previsiones son tozudos. No hacer nada sería esperar a que el sistema terminase por quebrar. En cualquier caso, sin ignorar el problema demográfico, me gustaría que se abriese la posibilidad de que en años de futura bonanza económica se compensasen un poco más que en un IPC+0,25% las pérdidas de poder adquisitivo que vayan a tener lugar en los años menos afortunados. En cualquier caso, está claro que si queremos asegurarnos una vejez económicamente digna no vamos a poder vivir tan al día como lo vinimos haciendo hasta el comienzo de la crisis, porque vamos a tener que invertir parte de nuestros ingresos presentes en compensar la merma que van a sufrir nuestros ingresos futuros, lo que, por desgracia, va a influir negativamente en el consumo privado de los próximos años en España.

Y ahora digo, ¿qué alternativa proponen los grupos de la oposición que pueda resultar más beneficiosa para los ciudadanos? Porque si la han expuesto, la verdad yo todavía no me he enterado.

Maria Lópezq dijo...

siempre pasa lo mismo, los sociatas nos lo hunden, y luego el PP lo levanta
no aprenderemos los españoles que el psoe sólo trae miseria a nuestra nación?