martes, 10 de diciembre de 2013

Un año

El Gobierno de la Xunta cumplió un año. Y, parafraseando al Presidente, aunque hay que mantener la necesaria cautela, hay señales para el optimismo: los datos de la evolución económica reflejan el cambio de tendencia que nos acercará al crecimiento. En Galicia, llevamos cinco años haciendo los deberes. Feijoo tomó las medidas necesarias para luchar contra la crisis antes que los demás (fundamentalmente porque él y su equipo de gobierno vieron lo que tenían que ver y actuaron en consecuencia), y los resultados están ahí. Contó para ello, pese al sacrificio que llevaba aparejado, con el apoyo y colaboración de los gallegos. No así con los demás partidos políticos. Se echó en falta un cierto saber estar a la altura de las difíciles circunstancias y sería deseable que el nuevo líder de los socialistas gallegos cambiara sus discursos vacíos por un compromiso serio y responsable con la tierra y sus gentes. La solvencia de nuestra Comunidad Autónoma es indudable. Tanto que, sin desatender el adecuado funcionamiento de los servicios públicos básicos y cumpliendo, durante cuatro años consecutivos, los objetivos de déficit marcados, no tuvo, por ejemplo, que echar mano del fondo de liquidez autonómico, ni siquiera de la línea estatal habilitada para afrontar los pagos a proveedores. Algunas de las medidas tomadas en Galicia, como la promoción del uso de genéricos que supuso una importante rebaja de la factura farmacéutica, fue adoptada en el ámbito estatal. Galicia es ejemplo de la reducción de altos cargos en la administración autonómica, de la eliminación de duplicidades, de la austeridad en la gestión aunque haciendo hincapié en la eficacia, del desarrollo de presupuestos de contención que aseguren la estabilidad y favorezcan la recuperación… Galicia es ejemplo porque su Presidente tiene claro que de esta grave crisis económica hay que sacar enseñanzas que nos impidan volver a repetir los mismos errores en el futuro. Y, en este sentido, insiste en que no habrá vuelta atrás en lo ya hecho y mantiene su intención de continuar la senda reformista iniciada y, así, como botón de muestra, la reducción del número de diputados está en marcha. La máxima de hacer más con menos, acuñada por Feijoo y posteriormente adoptada por muchos dirigentes políticos, seguirá vigente porque demostró no únicamente ser válida sino también ser adecuada. El sacrificio de los gallegos tendrá compensación. Y lo tendrá más pronto que tarde.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

vamos en la buena dirección
mucho ánimo

Anónimo dijo...

Hay moito q facer ainda. Pero temis un gran presidente e unha idea clara do queremos.
A ver se a oposición axuda un pouquichin

manto dijo...

Está claro que la prudencia por delante, pero las señales son positivas e indican en la buena dirección.
No solo nos hemos adelantado en el uso de genéricos José Manuel, también somos los que tenemos las tasas Universitarias más baratas, por poner un aporte más al que tu mencionas.
Estamos en el buen camino.
Saludos

Anónimo dijo...

Bo artigo Xosé Manuel
Imos no camiño correcto, agardo que podamos entre todos alegrarnos polos resultados que estamos a ver

Anónimo dijo...

un ano dende que o PP lograse obter maioría, de que os galegos renovasen a confianza e un ano de facer ben as cousas, de seguir polo camiño correcto.
E sen axuda da oposición, máis centrada na bronca e no insulto , que en axudar a sair do sitio donde nos meteron.
ánimo, estamos na boa dirección.

Maria Lópezq dijo...

Os galegos eleximos ben.
Un ano e no camiño correcto para a recuperación.
ánimo

Jose Angel dijo...

Afortunadamente un novo ano dirixidos por un gran político e gran persoa. Sen dúbida dos mellores políticos que temos na actualidade.

Anónimo dijo...

ogallá que todos axuden a sair canto antes do sitio que nos meteron.
Moito ánimo, e o mais importante, non cambialo rumbo, que imos ben

Anónimo dijo...

O que sería fundamental e rematar co Buenismo cos partidos da oposición, ó PP démoslle unha maioria parlamentaria para que lle dese a volta a esta situación, para que fixera cambios profundos e se os ten que facer so, que os faga, os outros xa pagarán o erro de non axudar.
oxe vimos de coñecer que Eurovegas non ven para españa, e agora ainda hay quen vota a culpa o PP, cando eles pelexaron e torpedearon esta inversión, NON HAY DEREITO
e hay que decilo ben alto

Anónimo dijo...

Bo artigo Xosé manuel.
E bo Nadal

Jose dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con los demás comentaristas con la idea de que vamos por el camino correcto, no solo ahora sino desde 2009, cuando otros vivían en el autoengaño.

Sin embargo, pese a la relativa solvencia de Galicia, nuestro Presidente autonómico decidió recortar el sueldo a los funcionarios en 2013 y 2014 vendiéndonoslo con el argumento de que -afortunados nosotros- íbamos a cobrar más que en 2012, año en el que el Presidente Rajoy decidió suprimirnos una extra completa, con el consiguiente impacto negativo en la actividad económica. Ahora bien, mejor que no usen esto como argumento contra el Sr. Feijoo socialistas y comunistas, dado que al gobierno de coalición de Andalucía formado por PSOE e IU no se le cayó los anillos en lo tocante a recortes salariales (sin ir más lejos, los funcionarios de la Junta de Andalucía no cobrarán la extra de Navidad este año).

Es cierto que, una vez revalidada su mayoría, el Sr. Feijoo dijo que los dos primeros años de legislatura no iban a ser de buenas noticias y que esperaba que los dos siguientes diesen lugar a alguna alegría. Pero no hay que olvidar lo que manifestó en campaña electoral acerca de los sacrificios que ya se les habían exigido a los funcionarios. Por eso, recuperaría el Sr. Feijoo muchos puntos si a partir de 2015 no solo nos restableciera el salario que teníamos sino que además tb. nos reintegrase lo confiscado en 2013 y 2014. Es el único reproche que le hago.