martes, 14 de julio de 2015

X el futuro de España

Acabamos de celebrar en Madrid nuestra conferencia política. Un foro de debate y diálogo con el que hemos querido reflexionar sobre los principales asuntos que afectan a los ciudadanos para situarnos más cerca de ellos y tratar de serles más útiles. No ha habido líneas rojas, hemos hablado de todo: de empleo, de políticas sociales, de Europa y también de reformas internas y de reformas de las instituciones. Hemos tratado la reforma del Senado, una institución de la que yo formo parte y que tanto debate suscita. En mi partido estamos convencidos de su importancia ya que, por ejemplo, nos ha permitido mejorar un 60% las leyes que se aprueban en el Congreso y eso, es bueno para todos. Aun así, estamos convencidos de que hay que renovarlo. Queremos que el Senado siga teniendo un papel legislativo, pero también un gran peso de representación territorial. Convertirlo en una Cámara autonomista que sea foro de debate y discusión de las leyes que afectan a las Comunidades Autónomas. El PP no se cierra a hacer reformas. No somos inmovilistas, somos un partido moderno, capaz de liderar todos aquellos debates que afectan al cambio de España. Se ha hablado también de la reforma de la Constitución. Creemos que no debe plantearse una reforma constitucional que dé cabida a los nacionalismos. Los principios del 78, el principio del consenso, el principio de la igualdad de oportunidades, el principio de la solidaridad y el principio de la generosidad, son principios que siguen vigentes y nos equivocaríamos si planteamos una reforma constitucional como un principio dicotómico entre el inmovilismo o un reformismo a ultranza. El empleo y las políticas sociales han estado también muy presentes. Ahora que hay datos que objetivamente apuntan a que estamos saliendo de la crisis (España liderará la creación de empleo en el 2015 y 2016 en la OCDE) debemos de fijarnos en los que más han sufrido, porque suyo es el mérito de que nuestro país esté saliendo a flote. Queremos una España moderna, unida y fuerte. La España de la ilusión, el futuro y la esperanza. En definitiva, la España contraria a la que hemos heredado a finales del 2011. Gracias al trabajo hecho estos años ahora podemos profundizar en las políticas sociales y emprender nuevas reformas que fortalezcan nuestra democracia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuestro sistema social está basado en la SOLIDARIDAD INTERREGIONAL, todo lo que sea romper esa solidaridad irá en detrimento de las zonas mas deprimidas y pobres de España, entraríamos en un círculo vicioso que nos llevaría a abandonar literalmente a su suerte a bastas zonas de nuestro país, todo lo que no sea ese espíritu constitucional del 78 es una muestra de egoísmo que no debemos permitir.

Anónimo dijo...

O problema do senado Xosé Manuel é que a maioría dos cidadáns non ven para que serve, non lle ven uso desa institución, alomellor alguén tería que explicar para que e que fai. A min tamén.

Jose Angel dijo...

Habrá que ver como la ciudadanía responde ante las mejoras notables de este país. Faltan meses pero tendréis que comunicar muy bien lo que se hizo, hace y los resultados. La comunicación, en mi modesta opinión no es lo fuerte del PP. Hay fórmulas para combatir los populismos y espero que se dé con las adecuadas en estos escasos meses. Confiemos en que así será. Buen verano.

Anónimo dijo...

Pienso q se necesita mucha autocrítica y mucha pedagogía para explicar q hace el pp y lo que hacen los demás. Si los españoles supieran lo q nos conviene no escucharán a los populistas

Manuel Antonio Fernández Piñeiro dijo...

No tengo ninguna duda de que el toque de atención que los ciudadanos nos han dado en las últimas elecciones municipales y autonómicas ha servido para que el partido haya mirado para donde debe de mirar, a los ciudadanos, si bien es cierto que no podemos olvidar la economía, también lo es que tampoco nos debemos de olvidar de aquellos que han hecho posible que paso a paso y con esfuerzo salgamos, los ciudadanos,todos nosotros.
Es hora de que las políticas miren a los ciudadanos, es hora de que devolvamos ilusión y esperanza en un futuro que si antes era incierto, con el PP se ve de otra manera. Siempre he dicho que nuestro problema es comunicar, explicar que hacemos, porqué se hace y que beneficios tiene para nuestra sociedad,y en eso hemos fallado ampliamente. Como dice un conocido, si no te conocen no te compran, pues aplíquese. Pedagogía, calle, mucha mas calle y mucha más comunicación ( hasta el hartazgo si es necesario)

Anónimo dijo...

Coido que hay que ter claro o que está a pasar en Grecia, os populistas poñían non hay tanto o exemplo do que o goberno de Syriza estaba a facer, era o seu modelo, eu non quero para os nosos maiores o que todos vimos na televisión, os gregos foron enganados, chegaron a unha situación límite, estaban a crecer o 2 % e agira perden crecemento cada mes, para que todos nos deamos conta do que pode facer un goberno inadecuado. Os populistas e comunistas non tran máis que desgraza e ruína.Ollo co que se vota que non vaiamos todos a fastidialo conseguido