martes, 2 de febrero de 2016

Seguir caminando en positivo

En medio de los disparates políticos que tenemos que escuchar día tras día, esta semana hemos conocido un dato muy positivo para muchos españoles. La EPA certifica que 2015 ha sido un año clave en la recuperación del empleo, se ha producido el mayor descenso del paro de toda la serie histórica, con 678.200 personas menos buscando trabajo. Paralelamente, el INE confirma que el PIB creció el año pasado el 3,2%, experimentando así la mayor subida desde el inicio de la crisis. Estos buenos datos no son fruto ni del azar, ni de los vientos favorables, como dicen otros, porque esos mismos vientos soplan en otros países gobernados por populistas de extrema izquierda, como en Grecia, donde el Gobierno de Syriza recortará las pensiones un 30%. Para revertir la ruina económica del Gobierno socialista, era necesario estabilizar la economía y acometer reformas y eso es justo lo que hizo el Gobierno de Rajoy. Esas mismas reformas, que están permitiendo impulsar el crecimiento, son las que quiere derogar el PSOE de la mano de Podemos, su nuevo socio. No es el momento para gobiernos radicales que pretenden poner en peligro la estabilidad económica y la unidad de España. Toca seguir adelante, para que todo lo conseguido no se ponga en riesgo. Lo que necesitamos es un Gobierno fruto del consenso de los partidos que abanderan la moderación, que tienen posiciones comunes frente a los problemas de los españoles y defienden la Constitución. En el PP hemos entendido el mensaje lanzado por las urnas, es el momento del diálogo y el entendimiento. Mariano Rajoy y Albert Rivera ya han iniciado conversaciones y nuestro Presidente ha tendido la mano a Pedro Sánchez para alcanzar un acuerdo. Hay que huir de la radicalidad. Sánchez debe posicionarse en la vía constructiva, tal y como ya le han pedido históricos dirigentes de su partido, entre ellos Felipe González. No vale gobernar a cualquier precio, Sr. Sánchez. En su negativa a dialogar con Rajoy está obviando a los más de 7 millones de electores que apostaron por el PP como partido mayoritario. No es el momento de los personalismos, ni de propuestas humillantes; es el momento de la sensatez. El PSOE no puede traicionar sus principios, debe estar en una gran coalición que permita seguir creando empleo y bienestar para todos los españoles.

6 comentarios:

Manuel Antonio Fernández Piñeiro dijo...

Mucho me temo que la situación a la que nos va a someter , a todos/as, el aún líder del PSOE será dramática. Me explico, pactar con partidos qque tienen en su ADN el romper la unidad de España, o dar ministerios a los radicales ( si si, los radicales, porque aunque ahora se pongan de demócratas noruegos, siguen siendo lo que siempre han sido, RADICALES) no traerá nada bueno para todos, una decisión que pagaremos muy duramente todos. Esperemos que alguien en el psoe ponga cordura a esto

Jose Angel dijo...

Confiemos en Rajoy.

Anónimo dijo...

sinceramente, Rajoy con la que está cayendo sería mucho más responsable si se apartase y dejase que esto lo pilotase alguien que tuviese las manos limpias ( él igual las tiene, pero por omisión es tan responsable como el que robó). Como no se largue vamos a tner a los radicales en el gobierno, espero que sea responsable por el bien del país

Anónimo dijo...

podéis ir sacando el pasaporte, porque nos van a mandar a reeducación si o si. Pobre españa

Anónimo dijo...

Agradecer primeiramente os servizos prestados por D. Xosé Manuel Barreiro ó partido en Lugo. Creo que con mais luces que sombras fixo un bo traballo. O posto en Madrid é un recoñecemento a súa capacidade e talento. No debe quédalle perder o dominio da Provincia na Deputación e alcanzar a Alcaldía.
Se ben vostede non era candidato, algo terá que ver tamén nos resultados, para ben e para mal.
Agora queda ver quen se presenta para sucedelo. Esperemos que esa persoa sexa unha persoa "líder".
Rumoréase que a ex-presidenta da Deputación se pode estar movendo para tal fin. Dende a miña modesta opinión, sería unha rotunda metudura de pata, pois carece dos valores necesarios para ser un auténtico "líder".
Esperemos que a cordura recaiga nos compromisarios e compromisarias lucenses, e deixando a un lado posibles presións, voten en conciencia para ter unha dirección "equilibrada".
Sorte, fará falta.

Anónimo dijo...

Espero e desexo que sigas camiñando en positivo. Pero a renovación que ti avalas, a de Elena A Breve non é a mais axeitada dende o meu entender. É lexítima pero intentaremos que de forma democrática, non saia. Cada quen recolle o que sementa e o 6 de marzo Elena recollerá a sua colleita.