lunes, 25 de junio de 2012

Diferencias

Una cosa es una institución y otra, un partido político. Del mismo modo que una cosa es la representación institucional y otra, la partidista; e incluso es diferente una declaración institucional de una estrictamente política. Parece obvio decirlo, pero en ocasiones lo más evidente es lo que menos claro se presenta. Son (imagino que quedaría claro) ámbitos distintos y, dadas las divergencias, el comportamiento de sus representantes, su mensaje y hasta su actitud, debe ser concordante con esa diferencia. Sin embargo hay representantes públicos que, según le convenga, en vez de marcar distancias, directamente confunden un ámbito con el otro; las churras con las merinas para entendernos. El mensaje político e el institucional, aunque en ocasiones resulte coincidente, no pueden identificarse sistemáticamente como único, y parece hasta chocante que acabe por ser idéntico. No voy a negar la existencia de casualidades pero hay ocasiones en las que esta eventualidad parece improbable. Una institución, independientemente del color político que la rija en un momento concreto, debe mantenerse equidistante en sus formulaciones porque, no lo olvidemos, representa (esa es su obligación) a una colectividad en la que conviven (tengámoslo también muy presente) diferentes sensibilidades políticas. Se presupone que las instituciones tienen que estar por encima de las siglas. Y tienen que estarlo precisamente por eses status superior que les otorga el hecho de que representan a la ciudadanía en su conjunto y que su deber se centra precisamente en la defensa del interés común. Difundir como publicidad institucional un posicionamiento partidista es, cuando menos, reprochable. Es más: lo que sin duda resulta legítimo defender desde un determinado pensamiento político, se convierte en censurable cuando artificialmente intenta revestirse de oficialidad institucional. Es un error, una imprudencia, difundir como publicidad institucional lo que claramente es propaganda partidista. Un error grave, criticable y censurable además, si el coste económico derivado de su difusión corre a cuenta de los fondos públicos que gestiona esta institución.

6 comentarios:

manto dijo...

en un momento donde todos deberíamos de remara con el gobierno democráticamente elegido... en vez de eso, parece que interesa difundir mensajes desoladores y carentes de esperanza, y efectivamente, lo peor es que pagados con fondos de los españoles y europeos.
Lo de Sr Almunia ha sido bochornoso, ahora bien, nosotros a lo nuestro a seguir por el camino reformista que los españoles en las urnas nos han otorgado
hace días escuche a un comentarista algo muy acertado y que viene al pelo: "los ciudadanos españoles, la ciudadanía en general, está a la altura de las circunstancias, aceptando los sacrificios que el gobierno les pide por que sabe que son necesarias y para un futuro mejor, en cambio la oposición y los sindicatos no lo están por el afán de revancha y el miedo a perder los privilegios que gozaban"
Sigamos por el camino que hemos iniciado, las voces que se alzan chirriantes son las de los que ven perder sus privilegios, el resto sabe y está con nosotros.
Unha aperta

José dijo...

Te estás refiriendo, sin duda, al anuncio publicado en prensa contra el rescate bancario que hizo el BNG con el logotipo de Vicepresidencia de la Diputación. Aunque esté pagado -según los responsables- con la asignación presupuestaria del BNG, es, como mínimo, moralmente reprobable hacer un uso partidista de una institución que está para representar a todos los ciudadanos.

Mateo dijo...

Amigo José Manuel, algúns só saben de partidismo e populismo. Así nos foi nestes anos y así temos o que temos. Sigo opinando que PSOE é sinónimo de RUINA.

Anónimo dijo...

foi asqueroso, nauseabundo ver como cos nosos impostos o bng fai campaña
pero ainda foi máis ver como o Besteiro non dixo nin pio
eu non pago máis nada a esta deputación duns poucos

Anónimo dijo...

el bng debería de pagar esos anuncios con sus dineros, no con el de todos los ciudadanos de la provincia
y luego salen defendiendo que?
en esta época tan fsastidiada me parece un insulto que se gasten un pastón en publicidad cuando podían dar ayudas a los parados o a los comedores sociales
una coña esto

Jose Angel dijo...

Estamos ante tempos difíciles. Tempos nos que os futuros axustes e reformas, téñennos en alerta a algúns.
Son necesarios, si, pero espero e desexo que as decisións que se tomen dende o goberno, traían os resultados que se prometen sin fastidiarnos demasiado.
Os que realmente nos meteron nesta situación, agora adícanse a criticar e frotarse as mans polo desgaste que políticamente sufrira o goberno.
A ver que nos deparan estas datas....